El miedo y sus antídotos

El miedo es la emoción que nos acompaña, inevitablemente, a lo largo de toda nuestra vida. Es inútil no querer sentirlo, lo vamos a sentir. Lo interesante es, saber que sentir miedo no es bueno ni malo, simplemente es humano y como condición humana, es absurdo quererlo evitar y como todo lo que se resiste, persiste, lo único que nos queda hacer es no resistirlo, aceptarlo y aprender a traspasarlo, a afrontarlo, para que no nos maneje.

También es absurdo pensar que con las ideas o las teorías lo vamos a solucionar, las soluciones solo llegan con la experimentación, y como cada un@ somos un mundo particular, cada quien tendrá que estar dispuesto a experimentar, a poner en práctica acciones diferentes. Para abordar los diferentes miedos que nos invaden, porque no a todos nos influyen los mismos. Dependerá de las vivencias y creencias que hayamos tenido y aceptado. Todos tenemos, por ejemplo, la capacidad de correr, pero para el que esté entrenado, será mas fácil y supondrá menos esfuerzo, que para el que no lo esté.

En los grupos suelo trabajar con un texto que se atribuye a Ernest Hemingway

Tenía miedo de estar solo: ¡Hasta que aprendí a quererme a mí mismo! Tenía miedo de fracasar: ¡Hasta que me di cuenta que únicamente fracaso si no lo intento! Tenía miedo de lo que la gente opinara de mí: ¡Hasta que me di cuenta que de todos modos opinarían de mí! Tenía miedo de que me rechazaran: ¡Hasta que entendí que debía tener fe en mí mismo! Tenía miedo de sentir dolor: ¡Hasta que aprendí que era necesario para crecer! Tenía miedo de la verdad: ¡Hasta que descubrí la falsedad de las mentiras! Tenía miedo de la muerte: ¡Hasta que aprendí que no es el final, sino más bien el comienzo! Tenía miedo de sentir odio: ¡Hasta que me di cuenta que no es otra cosa más que la ignorancia! Tenía miedo de hacer el ridículo: ¡Hasta que aprendí a reírme de mi mismo! Tenía miedo de hacerme viejo: ¡Hasta que comprendí que ganaba sabiduría día a día! Tenía miedo de mi pasado: ¡Hasta que comprendí que no podía herirme más! Tenía miedo de la oscuridad: ¡Hasta que vi la belleza de la luz de una estrella! Tenía miedo de cambiar: ¡Hasta que vi, que aun la mariposa más hermosa necesitaba pasar por una metamorfosis antes de volar!

Y partiendo de este texto vamos a examinar los antídotos que se proponen:

QUERERSE A UNO MISMO: lo que supone una buena autoestima, que quiere decir, conocer quien realmente soy, no el que me gustaría ser o «debería» de ser y aceptarme incondicionalmente y en base a este conocimiento, vivir una vida coherente con el mismo.

ARRIESGARME A FRACASAR: Es decir, no quedarme en el intento, hacer lo que de verdad quiero hacer, sabiendo que esta es la mejor forma de vivir, y que si considero que salga bien o salga mal lo que haga, siempre puedo adquirir un aprendizaje, siempre tendré entonces una ganancia con mi acción. Y además cada vez seré más resiliente.

DEJAR DE LADO EL QUE DIRAN: Aprende a estar mas pendiente de ti, que de los otros. Vive en función de lo que tu quieres, no de lo que se espera de ti, es imposible dar gusto y cubrir las expectativas de todo el mundo. No persigas un imposible, eso desgasta inútilmente.

CONFIAR MAS EN MI MISM@: Nadie puede vivir por otro y tu vida es solo tuya, abandona la actitud de esperar que alguien te la solucione, responsabilízate plenamente de tu propia vida intransferible y se consciente de todas las capacidades que tienes, que las tienes¡¡¡ y ponlas en práctica…Probando, probando. Conforme tengas la experiencia de tus capacidades puestas en práctica, tu confianza en ti será una realidad incuestionable.

ACEPTA QUE EL DOLOR ES UNA PREMISA EXISTENCIAL: Atención, el dolor, no el sufrimiento. Cuando aceptamos esto, conseguimos vivir el dolor en su justa medida, porque el dolor, es parte de la vida de cualquier persona y es importante aprender a pasar por procesos de duelo sanamente, para poder vivir también sanamente las alegrías.

VER QUE LA MENTIRA NO SE PUEDE VIVIR, NO EXISTE: Vivir lo que es, es la única forma de vivir, otra cosa es imaginar, alucinar… Descubre cual es tu verdad y VIVE.

SABER QUE NADA DURA ETERNAMENTE: La vida es un continuo empezar/terminar y todos los finales suponen el principio de algo nuevo. La energía ni se crea ni se destruye, se transforma. La vida es energía, vívela aquí y ahora.

TEN EMPATIA Y BUSCA LA COMPRENSIÓN: No quiere decir que todo te parezca bien, simplemente acepta que no todos vemos, ni vivimos, ni sentimos, ni creemos igual. Que prefieres ser feliz o tener la razón? Profundiza en las situaciones, no te quedes con la apariencia ,ni hagas juicios superficiales. Vive tu libertad de ser y respeta la del otro. No tienes por que estar de acuerdo, pero respétala.

PRACTICA LA PACIENCIA Y SOBRE TODO EL BUEN HUMOR: Aprende a reírte de ti mismo, date el permiso de no ser perfecto, sabiendo que no lo eres y nunca lo serás. Y eso esta bien¡¡¡

NO TE QUEJES DE NADA: Si te quedas en la queja, estas en una postura de impotencia y victimismo. Todo tiene su pro y su contra. Encuentra lo positivo de cualquier situación, sin negar lo negativo, pero soltándolo lo antes posible, y aprovechado y disfrutando lo positivo por mínimo que sea ante lo negativo.

VIVE EL AQUI Y AHORA: Es el único tiempo que existe y donde puedes hacer algo.

DATE CUENTA QUE LA VIDA ES UN PROCESO: Nada es extático, todo evoluciona si integras esta realidad, puede que vayas consiguiendo vivir tu libertad de dirigir tus procesos, independizándote de los resultados. Y desde esa libertad, vivir tu vida con un punto de aventura… Eso aligera mucho.

Qué de todo esto te parece mas difícil, ante que tienes una crítica, una pega mayor, un si, pero…Intenta experimentarlo, vivirlo, probando, probando, sin prejuicios, abiert@ a sentir el resultado de hacerlo. Y no te resistas a lo que sientas, acéptalo, vívelo, obsérvalo, porque como se comprueba en el experimento de la doble rendija, simplemente el observar puede cambiar lo observado.

EXPERIMENTA Y CONVIERTE TU CONOCIMIENTO EN SABIDURIA.

 





Volver al blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *