El miedo y sus antídotos

El miedo es la emoción que nos acompaña, inevitablemente, a lo largo de toda nuestra vida. Es inútil no querer sentirlo, lo vamos a sentir. Lo interesante es, saber que sentir miedo no es bueno ni malo, simplemente es humano y como condición humana, es absurdo quererlo evitar y como todo lo que se resiste, persiste, lo único que nos queda hacer es no resistirlo, aceptarlo y aprender a traspasarlo, a afrontarlo, para que no nos maneje.

También es absurdo pensar que con las ideas o las teorías lo vamos a solucionar, las soluciones solo llegan con la experimentación, y como cada un@ somos un mundo particular, cada quien tendrá que estar dispuesto a experimentar, a poner en práctica acciones diferentes. Para abordar los diferentes miedos que nos invaden, porque no a todos nos influyen los mismos. Dependerá de las vivencias y creencias que hayamos tenido y aceptado. Todos tenemos, por ejemplo, la capacidad de correr, pero para el que esté entrenado, será mas fácil y supondrá menos esfuerzo, que para el que no lo esté.

En los grupos suelo trabajar con un texto que se atribuye a Ernest Hemingway

Tenía miedo de estar solo: ¡Hasta que aprendí a quererme a mí mismo! Tenía miedo de fracasar: ¡Hasta que me di cuenta que únicamente fracaso si no lo intento! Tenía miedo de lo que la gente opinara de mí: ¡Hasta que me di cuenta que de todos modos opinarían de mí! Tenía miedo de que me rechazaran: ¡Hasta que entendí que debía tener fe en mí mismo! Tenía miedo de sentir dolor: ¡Hasta que aprendí que era necesario para crecer! Tenía miedo de la verdad: ¡Hasta que descubrí la falsedad de las mentiras! Tenía miedo de la muerte: ¡Hasta que aprendí que no es el final, sino más bien el comienzo! Tenía miedo de sentir odio: ¡Hasta que me di cuenta que no es otra cosa más que la ignorancia! Tenía miedo de hacer el ridículo: ¡Hasta que aprendí a reírme de mi mismo! Tenía miedo de hacerme viejo: ¡Hasta que comprendí que ganaba sabiduría día a día! Tenía miedo de mi pasado: ¡Hasta que comprendí que no podía herirme más! Tenía miedo de la oscuridad: ¡Hasta que vi la belleza de la luz de una estrella! Tenía miedo de cambiar: ¡Hasta que vi, que aun la mariposa más hermosa necesitaba pasar por una metamorfosis antes de volar!

Y partiendo de este texto vamos a examinar los antídotos que se proponen:

QUERERSE A UNO MISMO: lo que supone una buena autoestima, que quiere decir, conocer quien realmente soy, no el que me gustaría ser o «debería» de ser y aceptarme incondicionalmente y en base a este conocimiento, vivir una vida coherente con el mismo.

ARRIESGARME A FRACASAR: Es decir, no quedarme en el intento, hacer lo que de verdad quiero hacer, sabiendo que esta es la mejor forma de vivir, y que si considero que salga bien o salga mal lo que haga, siempre puedo adquirir un aprendizaje, siempre tendré entonces una ganancia con mi acción. Y además cada vez seré más resiliente.

DEJAR DE LADO EL QUE DIRAN: Aprende a estar mas pendiente de ti, que de los otros. Vive en función de lo que tu quieres, no de lo que se espera de ti, es imposible dar gusto y cubrir las expectativas de todo el mundo. No persigas un imposible, eso desgasta inútilmente.

CONFIAR MAS EN MI MISM@: Nadie puede vivir por otro y tu vida es solo tuya, abandona la actitud de esperar que alguien te la solucione, responsabilízate plenamente de tu propia vida intransferible y se consciente de todas las capacidades que tienes, que las tienes¡¡¡ y ponlas en práctica…Probando, probando. Conforme tengas la experiencia de tus capacidades puestas en práctica, tu confianza en ti será una realidad incuestionable.

ACEPTA QUE EL DOLOR ES UNA PREMISA EXISTENCIAL: Atención, el dolor, no el sufrimiento. Cuando aceptamos esto, conseguimos vivir el dolor en su justa medida, porque el dolor, es parte de la vida de cualquier persona y es importante aprender a pasar por procesos de duelo sanamente, para poder vivir también sanamente las alegrías.

VER QUE LA MENTIRA NO SE PUEDE VIVIR, NO EXISTE: Vivir lo que es, es la única forma de vivir, otra cosa es imaginar, alucinar… Descubre cual es tu verdad y VIVE.

SABER QUE NADA DURA ETERNAMENTE: La vida es un continuo empezar/terminar y todos los finales suponen el principio de algo nuevo. La energía ni se crea ni se destruye, se transforma. La vida es energía, vívela aquí y ahora.

TEN EMPATIA Y BUSCA LA COMPRENSIÓN: No quiere decir que todo te parezca bien, simplemente acepta que no todos vemos, ni vivimos, ni sentimos, ni creemos igual. Que prefieres ser feliz o tener la razón? Profundiza en las situaciones, no te quedes con la apariencia ,ni hagas juicios superficiales. Vive tu libertad de ser y respeta la del otro. No tienes por que estar de acuerdo, pero respétala.

PRACTICA LA PACIENCIA Y SOBRE TODO EL BUEN HUMOR: Aprende a reírte de ti mismo, date el permiso de no ser perfecto, sabiendo que no lo eres y nunca lo serás. Y eso esta bien¡¡¡

NO TE QUEJES DE NADA: Si te quedas en la queja, estas en una postura de impotencia y victimismo. Todo tiene su pro y su contra. Encuentra lo positivo de cualquier situación, sin negar lo negativo, pero soltándolo lo antes posible, y aprovechado y disfrutando lo positivo por mínimo que sea ante lo negativo.

VIVE EL AQUI Y AHORA: Es el único tiempo que existe y donde puedes hacer algo.

DATE CUENTA QUE LA VIDA ES UN PROCESO: Nada es extático, todo evoluciona si integras esta realidad, puede que vayas consiguiendo vivir tu libertad de dirigir tus procesos, independizándote de los resultados. Y desde esa libertad, vivir tu vida con un punto de aventura… Eso aligera mucho.

Qué de todo esto te parece mas difícil, ante que tienes una crítica, una pega mayor, un si, pero…Intenta experimentarlo, vivirlo, probando, probando, sin prejuicios, abiert@ a sentir el resultado de hacerlo. Y no te resistas a lo que sientas, acéptalo, vívelo, obsérvalo, porque como se comprueba en el experimento de la doble rendija, simplemente el observar puede cambiar lo observado.

EXPERIMENTA Y CONVIERTE TU CONOCIMIENTO EN SABIDURIA.

 

QUERERSE MAS PARA VIVIR MEJOR

Nuestra vida es un reflejo de nosotros mism@s. No podemos percibir nada más que lo que sentimos y está dentro nuestro. Un hecho puede ser vivido y considerado de muy diferente forma,  la interpretación que nosotros le damos, puede ser vivida o entendida de otra manera por los demás. Si consideramos esto, podemos decir que la sociedad es una enorme comunión de autopercepciones….Momentos de crisis para uno pueden ser momentos de bonanza para otros y en definitiva como dice el refrán: Cada uno habla de la feria según le va en ella.

En esta sociedad donde los medios de comunicación son tan abundantes y aparentemente facilitadores para poder contactar con el otro, paradójicamente las estadísticas ponen de manifiesto que el sentimiento de soledad aumenta, que nunca las personas se habían sentido tan solas….

Las relaciones de pareja cada vez duran menos y siendo el amor la emoción positiva que más nos hace vibrar, parece que cada vez es mas difícil experimentarla¡¡¡ Y si como afirma la física cuántica y la sabiduría peremne : como es adentro es afuera, puede  que lo que falle de verdad es mi propio autoconocimiento y el desarrollo del amor por mi mismo….

Asi que yo propongo: Vamos a conocernos, aceptarnos tal cual somos y querernos y respetarnos incondicionalmente, ya que me parece, que solo haciendo esto podremos conseguir relaciones autenticas y mi amor por mi se traducirá en amor al  otro.

Siempre el amor que sienta por lo de fuera será un reflejo del amor que sienta por mi ya que no se puede dar lo que no se tiene. Y si dependo del otro para sentir amor, eso no será amor sino dependencia.

Como empezar a querernos más? Primero: aceptándonos tal como somos y esto no supone, que no tengamos que mejorar o aprender ya que en esto consiste la evolución, aqui y ahora esta soy yo y como dice el poema de Virginia Satir: yo estoy (soy) bien. Y mientras vamos consiguiendo esto, atent@s a:

  • Reconoce lo que tu quieres y vé a por ello. No existe ninguna obligación de nada, a no ser que tu mismo te la impongas. Mira bien esto y haz lo que quieras siempre claro, asumiendo las consecuencias.
  • Atrévete a mostrarte tal como eres, se tu mismo, que en realidad es lo mas fácil, claro está, si conseguimos desprendernos del personajes que hayamos creado.
  • Ver los fracasos y errores como oportunidades de aprendizaje, sin automachaque cuando los cometemos.
  • Atención al papel de victima. La queja solo vale para estar en la debilidad y la impotencia. Dejar de quejarse es muy importante.
  • Desarrolla tu creatividad y todos tus potenciales, sean estos los que sean, Tu creatividad no depende de que seas un genio sino de que tus respuestas  a las situaciones,  que tus manifestaciones en cualquier ámbito, sean genuinamente tuyas.
  • Abandona la zona de confort, arriésgate¡¡¡ y arriesgarse no es tirarse a la piscina sin ver si hay o no agua, arriésgate pero no seas temerario.
  •  Intenta vivir la vida como una aventura, y no como un drama. No dramatices, si tienes costumbre de hacerlo, obsérvate bien y descubre para que lo haces… y decide si trae realmente ganancias…

Quiérete, se tu mejor amigo y acompañante y nunca estarás solo y conseguirás que tu autoapoyo sea la palanca de cualquier posible cambio y lo realmente necesario par seguir adelante. Adelante¡¡¡

 

 

 

Testimonio

El trabajar en terapias de cualquier tipo, te da la oportunidad de comprender más, de conocerte más, de sentir cada vez mas la propia humanidad y la del otro , de comprobar que nada de lo humano te es desconocido, de admirar  al personal que se pone valientemente a mirarse y se reconoce… Y es capaz de compartir.

 

Tocar fondo

Este viaje a Elche ha sido raro.  Lo he pasado bien al mismo tiempo que me he dejado sentir el dolor.  Por primera vez he experimentado lo que sentía, siendo consciente de ello sin salir corriendo, literalmente, y sin recurrir a ninguna conducta destructiva contra mí: ponerme al límite y hacerme daño sea de la manera que sea (comida, deporte, prohibición, obligación, restricción, purga…).  Sencillamente no me apetecía, no me apetecía fingir, estoy harta de hacerlo;  de reírme cuando no quiero, de salir cuando no quiero, de ser amable cuando no quiero, de callarme cuando no quiero, de hablar cuando no quiero… Me costó verlo y entenderlo, y no fue agradable, pero me ha servido para entenderme y conocerme un poco más.  Ahora puedo poner palabras a este nudo. 

Sé que al volver, sea de donde sea, me toca encontrarme con mi madre y enfrentarme al momento del escáner físico. Esta vez no ha sido diferente:  «Tienes mal cara»,  » Te veo peor que cuando fuiste»,  «Te estás quedando sin cara»,  » No te has cuidado mucho allí «…  Y un sinfín de frases negativas hacia mi aspecto físico, siempre.

De echo, estando en Elche le mandé unas fotos y me dijo:  «Aitana y sus caras»,  «Qué graciosa»…  Nunca me dice «Qué guapa «, «Qué bonita»… 

Así es como yo lo vivo:  no soy guapa, no soy suficiente, no valgo, hago gracia y no se me toma enserio, nunca seré suficiente… 

Volviendo a mi madre, le expliqué que había estado más de una semana sin vomitar y pese a que ella no esté acostumbrada a verme así, esa era mi cara normal, natural, sin sufrir consecuencias por alteraciones electrolíticas…. Le dije que ella se ha quedado con mi cara hinchadita, con posiblemente aspecto más saludable para ella, pero provocado por los vómitos y esa no era mi cara normal, eso no debe ser normal. No está acostumbrada a verme deshinchada y me ve mal, me ve hinchada (los vómitos, por pocos que sean, me crean retenciones de líquidos, entre otras cosas, que duran días hasta que el cuerpo vuelve a la normalidad) y también me ve mal;  siempre me ve mal ¿y esto hasta cuando? 

Entonces ella me preguntó desviando el tema: ah, pero ¿sigues vomitando? 

Era más que evidente que sabía la respuesta, pero aún y todo se lo dije: sí. 

Y volvió su drama…pero le corté. 

Aquí viene lo realmente importante, lo que he conseguido entender en Elche ligado a mi destrucción:

Hace tiempo, cuando yo era mucho más joven, cuando me quería muchísimo menos de lo que me quiero ahora, cuando vivía totalmente anulada por mí misma y por mi entorno…yo me veía a mi misma como «Incapaz». 

Y vomitaba mucho, muchas veces, a diario. ¿Por qué? Porque era lo único que sabía hacer, era lo único que me daba fuerza y seguridad, era lo único que se me daba bien, era lo único que me daba vida (así lo creía y lo sentía entonces). 

Pero era normal. El resto de mis capacidades y habilidades estaban anuladas, yo no tenía valor y jamás me habría imaginado siendo capaz de algo. Y sobre todo, vomitar era lo único que me merecía (Vomitar, no comer, hacer ejercicio excesivo… En definitiva, hacerme daño y estar mal). 

Con el tiempo fui creciendo, fui cogiendo algo de valor, algo de seguridad. Empecé a trabajar brevemente en algunos sitios, estudiaba a la vez que disfrutaba lo que aprendía… Pero lo que más seguridad, fuerza, autonomía y valor me dió fue trabajar en el bar, en la cocina. Todo un reto para mí. Un reto que me fortaleció en mi relación con la comida. A raíz de esto fue cuando yo me empecé a sentir realmente «Capaz». Esto y que por fín he terminado los estudios, pasando mi peor año de salud con la colitis ulcerosa. A pesar de haber sido muy duro, me ha dado un chute de autoestima y me he sentido orgullosa por no dejar de luchar. 

Pero la salud no perdona a nadie. 

Terminé echa un cristo, ingresada y después en vez de descansar, seguí mal y trabajando todo el verano. Hasta que mi cuerpo y mi cabeza dijeron ¡basta! 

Y bueno, esto es lo que a la gente le cuesta entender… Porque por fuera parezco estar tan bien, tan entera que cualquiera diría que lo paso tan mal. 

En cuestión, al final me ví obligada a dejar el bar (eso que me hizo sentirme tan «Capaz» y me ayudó tanto a salir de la asfixiante «Incapacidad») porque mi cuerpo me lo estaba pidiendo a gritos. 

Decidí empezar las clases prácticas de conducir y parecía que todo iba bien hasta que me invadió el miedo. Miedo del accidente que tuve hace 14 años, del que creía haberme olvidado. Miedo a la lluvia, miedo a la velocidad, miedo a mi falta de reacción… 

Empecé a ponerme realmente mal con la tripa cada vez que tenía prácticas; antes, durante y después. Luego empezó a durarme días, semanas…y las dejé porque ya no podía más, no podía seguir así y otra vez más debía elegir: independencia o salud. Elegí mi salud. 

Hace como un mes reconocí en mí unas emociones ya muy vividas: era depresión.

A su vez sentía terribles ganas de hacer cosas, de hacer muchas cosas (estar ocupada y no pensar en lo que me estaba pasando) que a demás me hacían ponerme muy nerviosa por no llegar a todo. 

Pues bien, ahora he entendido que todo esto se debe a que ahora mismo me siento «Incapaz», otra vez. Sin valor, anulada, débil, inútil. Y que aquellas terribles ganas de hacer cosas no era mas que mi instinto de supervivencia en busca de mi «Capacidad». Buscaba como loca sentirme capaz, obligándome a hacer cosas continuamente. 

Mi salud, mi enfermedad (ambas), incluso mis miedos están determinando mi vida ahora mismo. ¿Va a ser así a partir de ahora? ¿Cada vez que intente hacer una vida normal, se van a interponer entre yo y mis objetivos? Evidentemente tengo miedo. Desgasta. Me ha costado tanto llegar hasta aquí que ahora siento haberlo perdido. Todo. A mí. 

Vuelvo a sentirme anulada, incapacitada, vacía, inservible…sintiendo que lo único que se hacer es hacerme daño (vomitar, no comer, castigarme, prohibirme, machacarme…) al mismo tiempo que me alejo de la gente por evitar daños colaterales.  ¡¡Y qué peligroso es eso!! ¡¡Y qué miedo me da…!! 

Gracias a la persona que ha compartido esto conmigo y que yo publico aquí con su permiso.

Y solo necesito añadir :  El observador cambia lo observado. Cuando se ve algo, ese algo es muy diferente a lo que era cuando no se veía. Hasta la física cuántica lo ha demostrado.

 

Conseguir la mejor compañía: la nuestra

Conforme vamos madurando, y vamos comprobando, que nuestra mente puede ser muy traicionera, que depende de las ideas que yo doy por ciertas,  hace que me sienta de un modo u otro. Y vamos viendo, que puede  que haya vivido mucho tiempo hipnotizad@ por ideas que me han hecho creer que no soy valios@ por mi mism@, que yo sol@ no puedo estar, porque estar sol@ es algo horrible y poco divertido añado, que estar en compañía es la única forma de sobrevivir, algo que puede ser atávico del tiempo de las cavernas, cuando se tuvo en cuenta que al mamut se le cazaba solo en grupo…Entonces puede que tengamos, la gloriosa idea de que ¡¡¡hay que cambiar de ideas!!!

Y la primera idea irracional  ( que puede haya que cambiar) de la lista de Albert Ellis  es:

Es una necesidad extrema para el ser humano adulto el ser amado y aprobado por prácticamente cada persona significativa de la sociedad

Hay que empezar a darle la vuelta.

Vivir con esta idea, de la cual en principio, puede que no seamos conscientes, nos hace vivir «en la necesidad» no solo de estar con gente, sino de intentar que la gente significativa nos ame y nos apruebe ¡¡¡menuda carga!!!, cuando sabemos que el amor es libre, que se quiere o no se quiere, que no se puede obligar a amar a nadie, porque yo compruebo que hay gente a la que quiero y gente a la que no, aunque no tenga nada en contra de ella,  y aun incluso queriendo quererla, en su caso, no lo consigo y que incluso, si la quiero me doy cuenta de que todo no me gusta de ella, que en el fondo hay cosas que no estoy de acuerdo con su forma de ser, de vivir y de pensar…Y si me doy cuenta de esto en mi…. ¿ Puede que a las  demás personas les pase lo mismo?

Pues no se sabe¡¡¡ Un@ solo puede saber lo que le pasa a un@¡¡¡

Cuando vemos  y asumimos e integramos, que es tonto exigir que todos nos quieran , porque es imposible y que la exigencia de aprobación nos hace vivir en un servilismo que nos hace boicotear nuestras propias necesidades….  entonces  podemos empezar a salir de esta situación.

El camino es: querernos y aprobarnos a nosotros/as mism@s¡¡¡

Tan simple, tan sencillo y en nuestra mano, porque eso no depende de nadie mas que de mi. Y con la ventaja, de que eso hará, que yo pueda conseguir relaciones autenticas, libres e independientes, porque puede, que la mejor forma de conseguir el amor de los demás es dándolo, pero con un dar suelto, gozoso, porqué si, no para conseguir que me quieran. Solamente para desarrollar y  experimentar mi propia capacidad de amar y disfrutar haciéndolo¡¡¡

Paso primero: ser totalmente sincer@ y honest@ conmigo, al pan, pan y al vino, vino. Total,  nadie más que yo se va a enterar¡¡¡ tengo que saber muy bien, por una perseverante auto observación, que siento, cuales son mis reacciones y porqué, tengo que entenderme, comprenderme, sin juzgarme ni criticarme, permitiéndome sentir lo que siento, porque lo siento¡¡¡

Y desde ahí, atención a otras de las ideas irracionales del amigo Ellis:

«Se debe depender de los demás y se necesita a alguien más fuerte en quien confiar»

Esta idea es totalmente infantil, ya que en la infancia, es cierto que dependemos de los demás, pero a ver, a partir de cierta edad….. eso no es verdad, lo malo es que nos hemos quedado hipnotizados con la idea¡¡¡¡

De ahí la importancia de responsabilizarte totalmente de tu vida sin echar balones fuera. De estar tu dirigiendo tu vida, tus respuestas a lo que te pasa, que es lo único que puedes controlar. Ya que la vida es incontrolable, pero tu si puedes decidir tus respuestas a lo que te pasa.

Esto no evitará que a veces nos sintamos solos, con añoranza o frustrados, porque alguien no me quiere como yo quisiera, pero podremos volver a nosotros mismos, a nuestro apoyo, a nuestra comprensión y a permitirnos sentirnos como nos sintamos, sin negarlo ni machacarnos, a reivindicar que somos quien somos y a aceptar que «esto es lo que hay» con el dolor justo y la tranquilidad de estar ahí, para verlo sin agobio ni ansiedad, como parte de nuestra experiencia vital, reconociendo lo que puedo aprender, con la capacidad de poder ver la situación con serenidad y aceptación, lo que siempre origina paz.

Como muchas veces, conseguir esto o no, tendrá que ver con tu capacidad de aceptar la realidad y de tu elección:  » Que prefieres, ser feliz o tener la razón».

TU ELIGES¡¡¡ UN FUERTE ABRAZO COMPAÑERA Y COMPAÑERO¡¡¡

El auto boicot, como acabar con el.

Vamos a entender el auto boicot, como todo lo que hacemos para impedirnos estar bien, ser felices, todo lo que hacemos sin amor por nosotros mismos, y que tiene como consecuencia: El sufrimiento.

Lo que es inevitable experimentar en la vida es el dolor, que es una emoción autentica y parte de la vida misma, ya que, si como decía Heráclito, todo en la vida es cambio, si todo tiene un principio y un fin, la pérdida en un momento dado es inevitable,  aunque esa pérdida sea incluso la semilla de un nuevo principio. Me gusta mucho la frase de Navarro Villoslada en «Amaya  o los vascos en el siglo VIII»: AMAYA DA ASIERA, EL FINAL ES EL PRINCIO. Aunque sea así, la perdida tiene siempre un punto de dolor.

Si, el dolor es parte de la vida, pero el sufrimiento es superfluo y siempre producido por nosotros mismos. En el sano dolor, se experimenta de fondo, cuando se acepta, paz y en el sufrimiento se experimenta una especie de «carraca» mental que origina una «carraca emocional»…

El paso primero como siempre: DARME CUENTA, y asumir que algo tengo que ver yo en todo eso que estoy pensando y sintiendo. Ya que  solo si me responsabilizo, puedo contactar con el poder para cambiar la situación.

Darme cuenta de la situación y darme cuenta que el hecho que me hace sufrir, en tiempo real ha ocupado «x», pero que el tiempo mental, que le estoy dando, parece que no se acaba nunca¡¡¡

Darme cuenta de que la interpretación, que he dado a lo que me ha pasado o me han hecho, es eso, una interpretación. Y tenemos la prueba, de que interpretamos todos de alguna forma lo que nos pasa, porque un mismo hecho, dos personas lo pueden vivir de forma totalmente diferente, originando emociones o vivencias también diferentes.

Como cualquier interpretación es libre y posiblemente correcta, ya que nadie tiene el baremo de la verdad en su poder, elegir la interpretación que mas daño nos hace, revisarla, no soltarla y alimentarla es el comienzo del auto boicot para no ser felices.

Quiere esto decir que nos engañemos y edulcoremos todo lo negativo o dolorosos que nos pase, que miremos a otro lado cuando algo nos duela? NO, por supuesto que no, pero es importante que vea en que idea irracional estoy basando mi interpretación, y recalco lo de irracional, porque esto es lo que da incoherencia a la situación y nos hace sufrir, porque cuando reconocemos la coherencia de algo, puede que no nos guste, pero no nos hace sufrir.

El siguiente paso a dar, es no alimentar el cuerpo dolor del que habla Eckhar Toolle.

«La mayor parte del dolor humano es innecesario. Lo crearás tú mismo mientras la mente no observada dirija tu vida. El dolor que produces en el ahora siempre surge de una falta de aceptación, de una resistencia inconsciente a lo que es.» 

Según Tolle, todos tenemos un cuerpo dolor originado por las experiencias dolorosas vividas, que será mas grande o mas pequeño dependiendo de lo que hayamos estado en el dolor, de la importancia que le hayamos dado a la experiencia y de lo que nos hayamos agarrado a ella como identidad. lo expone en su libro PRACTICANDO EL PODER DEL AHORA.

En que consiste no alimentarlo: en darle el menor espacio mental, en mirar el dolor con la cara alta y los ojos abiertos, entenderlo, comprenderlo,  y sobre todo, entenderme, comprenderme y acogerme. Y mirándome con amor y compasión, porqué nadie mejor que yo sabe lo que estoy sintiendo, desde ahí no machacarme, ni culparme, pero atención, no machacar o culpar a otro o a la situación, reconocer mi necesidad no cubierta, pero aceptar que lo que ha pasado, ha pasado. Ya que pelearse contra lo que hay, no conduce a nada, y todo lo que se resiste, persiste. Y desde esa mirada de amor hacia uno mismo, comprometerme a no hacerme sufrir inútilmente y ver si puedo hacer algo para mejorar la situación, ver que visión de la situación me puede dejar más en paz y si veo que no se puede hacer nada de nada, empezar a desapegarme, tener en cuenta si prefiero tener la razón o ser feliz, dejar de luchar contra la realidad y contra mi forma actual de sentir y ver las cosas, soltar y aceptar. Y ya para nota : confiar en la vida y confiando en la vida, que no va en tu contra, sino a tu favor, entender con tu capacidad de resiliencia, que te quiere decir la vida con esto que ha pasado, cual puede ser tu aprendizaje y SUELTA, deja de alimentar el dolor. Vete reduciendo el espacio mental que das a lo que te hace sufrir, y déjate sorprender por la paz que produce la aceptación.

Experimenta, si quieres puedes¡¡¡ Compañero/a valiente¡¡¡

Poner límites

Me he dado cuenta a través de mi propia experiencia personal y de las situaciones que se plantean en la consulta, de la importancia de poner límites, asumiendo sus consecuencias, que es lo que nos suele dar miedo…

Para poner  buenos y constructivos límites es necesario, primero estar en contacto con nosotros mismos y conocernos bien, a través de un interés genuino por nosotros y una autoobservación de nuestras emociones, comportamientos y reacciones ante nuestras diversas experiencias. Y  esto traerá como consecuencia una buena autoestima.

La autoestima incluye, el amor por uno mismo, el autorespeto, la autocomprensión, la autocontención, la aceptación total de quien uno/a es, con lo bueno y con la sombra, y tiene como resultado, la total responsabilidad sobre la propia vida.

Conocernos también nos hará darnos cuenta, de que miedos son los que nos manejan, partiendo de que el miedo es la emoción que nos suele acompañar hasta el último momento de nuestra vida, ser conscientes de nuestros miedos, es el primer paso para acabar con ellos o… para convivir tranquilamente con ellos. Se considera que hay cinco miedos básicos de los cuales nacen casi todo el resto de nuestros temores; El miedo a la muerte, el miedo a la pérdida de autonomía, el miedo a la soledad, el miedo a la mutilación y el miedo a los daños y perjuicios al ego.

Habrá que tomar también conciencia a que ideas limitantes y a que patrones nos hemos adherido desde nuestra infancia, momento en el que verdaderamente, en la mayoría de las personas, por no decir todas, se tiene poca capacidad de actuación, para elegir respuestas y poner límites. Lo malo es que tenemos 30, 40 años y seguimos comportándonos, como el niño que adquirió una determinada idea, a raíz de un suceso que vivió de forma dolorosa y al que respondió emocionalmente de la forma que mejor supo.

Según la PNL cualquier acción que hagamos, tiene una intención positiva, todos obtenemos un beneficio por hacer lo que hacemos, si no, no lo haríamos. Esto a veces puede costar verlo, pero si te cuestionas honestamente, que beneficio positivo tiene para ti, hacer o permitir que te hagan algo que te hace sufrir, vas a darte cuenta.

Solo desde esa honestidad, a la que no tienes ninguna obligación, de la que no tienes que dar cuentas a nadie, puedes decidir, si aquí y ahora estas dispuesto a poner límites, asumiendo la consecuencia de tu decisión. Incluso si decides que no y sigues en una situación dolorosa, aunque sea así, si lo haces con una elección consciente puedes ser coherente contigo, y abandonar el papel de victima que tanto nos paraliza, impidiéndonos crecer y evolucionar, sabiendo que en cualquier momento, se puede cambiar la decisión.

Me parece, que conscientemente nadie se quiere hacer daño, todos buscamos la felicidad. Tomemos las riendas de nuestra vida y responsabilicémonos de conseguirla, nadie tiene porqué dárnosla. De hecho nadie nos la puede dar, solo cada uno desde ser quien es, estará en contacto con la fuente del amor, la energía y la inteligencia que uno es y todo lo de fuera es una ocasión para que yo vaya desarrollando lo que ya soy.

Si estás de acuerdo con esto, (si no lo estás, deja de leer, gracias por tu atención, espero no haberte hecho perder mucho tiempo) solo si sabes poner límites, te podrás respetar, desde el derecho de ser quien eres y sentir lo que sientes, solo porque lo eres y lo sientes, y podrás decidir lo que quieres que esté en tu vida y lo que no, siempre en la confianza de que la vida va a tu favor y también desde el respeto de que el otro sea quien es y siente lo que siente.

Y aquí paz y después gloria.

EXPERIMENTA, SI QUIERES PUEDES.

 

COHERENCIA Y SALUD INTEGRAL

Mi experiencia personal me dice que cuando tengo problemas de salud, en alguna parte de mi, algo está en incoherencia. Y eso lo compruebo cada vez que mi salud se resiente y que mi cuerpo no marcha a pleno rendimiento. Pero no solamente a nivel físico me afecta la incoherencia, también cuando estoy inquietamente desanimada, triste o con bajón emocional, me doy cuenta de que algo no está en su sitio de que entre lo que pienso, digo o hago se da alguna incongruencia. Esto por supuesto, no quiere decir que cuando soy coherente estoy feliz y contenta de la vida, no, a veces, claro está, estoy triste y frustrada, pero cuando soy coherente, estoy en PAZ.¡¡¡ Eso marca una gran diferencia!!!.

De ahí la relación profunda de la coherencia con la salud integral, en todos los aspectos, físico y mental de la persona.

Algo que nos impide a veces estar en coherencia, son los miedos.

Voy a exponer una humana, muy humana, lista de miedos:

MIEDO DE ESTAR SOLO; MIEDO DE FRACASAR; MIEDO DE LO QUE LA GENTE OPINARÁ DE MI; MIEDO AL RECHAZO; MIEDO A SENTIR DOLOR; MIEDO DE LA MUERTE; MIEDO A SENTIR ODIO; MIEDO A HACER EL RIDÍCULO; MIEDO DE ENVEJECER; MIEDO DE MI PASADO; MIEDO AL CAMBIO.

Por decir algunos….

Ya he comentado otras veces, que la mejor manera de manejar el miedo, es: primero reconocerlo, que a veces no es tan fácil ¿eh?, segundo aceptarlo y tercero, no digo abrazarlo ( que en el fondo, si), voy a decir, hacerte amiga de el, y dejar que camine junto a ti.

También nos impiden a veces estar en coherencia: Las ideas irracionales. Y solo si las reconozco y descubro su irracionalidad, las podre dejar marchar, impedir que tengan «voz» en mi vida y entonces sustituirlas por ideas positivas que colaboren con mi crecimiento y evolución.

Albert Ellis hizo una lista muy conocida de ideas irracionales:

LA NECESIDAD DE SER AMADO POR TODO EL MUNDO,PARA CONSIDERARME VALIDO TENGO QUE SER MUY COMPETENTE Y LOGRAR TODO LO QUE ME PROPONGO, HAY GENTE MALA QUE DEBE SER CASTIGADA, ES HORRIBLE QUE LAS COSAS SALGAN MAL, LA DESGRACIA HUMANA ESTA PROVOCADA POR CIRCUNSTANCIAS EXTERNAS Y LA GENTE POCO PUEDE HACER PARA CONTROLAR SUS EMOCIONES, HAY QUE PREOCUPARSE MUCHO SI ALGO PUEDE SER PELIGROSO Y PENSAR EN EN ELLO PARA ESTAR PREPARADO, ES MAS FÁCIL EVITAR QUE HACER FRENTE A LAS DIFICULTADES O RESPONSABILIDADES, SIEMPRE SE NECESITA DE ALGUIEN MAS FUERTE QUE UNO MISMO EN QUIEN PODER CONFIAR, UN SUCESO PASADO NOS SEGUIRÁ AFECTANDO INDEFINIDAMENTE, UNO DEBE DE ESTAR PERMANENTEMENTE PREOCUPADO POR LOS PROBLEMAS DE LOS DEMÁS.

Otro impedimento posible para ser coherente es nuestro inconsciente. ¡¡¡Obvio!!! si no soy consciente, estaré en modo «piloto automático».  Solo tenemos las pistas : de que no acabo de estar bien; de que parece que la felicidad huye de mi; de que se repiten situaciones en mi vida, de una forma chocante y reiterada. En estos casos, es importante no caer en la queja y el victimísmo por un lado, y por otro confiar y tener presente que todo en la vida, todo se da para medrar, es decir para crecer, para desarrollarse, para evolucionar. Que la vida no va en contra de nadie, aunque a veces pueda parecerlo. Que en la vida impera el desarrollo, que inexorablemente, acaba con la muerte, todo tiene un principio y un fin, por lo menos aparentemente.

En cualquier caso siempre se empieza por DARME CUENTA y a partir de ahí tomar las riendas de mi vida y responsabilizarme cien por cien de ella, creer y sentir que yo puedo hacer algo para vivirla de otra forma y ponerme a ello. A veces ese darse cuenta viene a través del sufrimiento, lo interesante es, a partir de ahora, que se produzca por el discernimiento.

La verdad, no lo tenemos fácil, hace falta un gran conocimiento personal, una observación honesta y atenta de mi mismo y un compromiso de amarme, aceptarme y respetarme siempre en cualquier situación, eliminar toda expectativa de mi y de mis circunstancias y vivir en el aquí y el ahora….¡¡¡Hace falta mucha valentía!!! Pero, nadie dijo que era fácil, eso si, ES POSIBLE, y si sigo este camino, la recompensa será grande, pero ¡que digo!, no voy a hablar ni de recompensa, porque solo veo dos caminos: o me amo y me acepto y emprendo el camino de la coherencia, o estoy en un camino de frustración, insatisfacción y constante tensión para intentar controlarme a mi y a mi entorno. LA ELECCIÓN ES LIBRE, y como en todo el la vida, se trata de elegir. TU ELIJES.

EXPERIMENTA, SI QUIERES PUEDES¡¡¡ Y CONVIERTE TU CONOCIMIENTO EN SABIDURÍA.

EL CAMBIO SOBRE EL DINERO Y EL CENTÉSIMO MONO

El centésimo mono es un fenómeno, por el que un nuevo comportamiento aprendido, se propaga desde un grupo de monos, hasta todos los monos, una vez que se alcanza un número critico de iniciados. Por generalización se refiere al fenómeno por el cual, una vez que cierta parte de la población ha oído hablar de una nueva idea o aprendido una nueva habilidad, la difusión de dicha idea o habilidad entre el resto de la población, se produce de forma instantánea, mediante un proceso todavía desconocido.

Gregory Pedelman es un  matemático de origen ruso, que ostenta el indice de coeficiente intelectual mas alto del mundo,  tiene un CI de 238 , por comentar un inteligente conocido:   Stephen Hawking, tiene un CI de 160 . Y resolvió uno de los siete problemas matemáticos del milenio: La conjetura de Poincaré, a raíz de lo que el Instituto matemático Clay, le otorgo un premio dotado de un millón de dólares , que el matemático no recogió. Ni la medalla que se le ofrecía, ni el millón de dólares. Manifestando a los periodistas, tras la puerta cerrada de su pequeño apartamento en San Petesburgo :  » lo tengo todo, no necesito el dinero«. Y en una de las pocas entrevistas que ha concedido dijo: » Los vacíos existen por todos lados. El poder de calcularlos nos da grandes posibilidades. Sé como manejar el Universo. Ahora díganme  ¿por qué tendría que correr a buscar un millón?»

La primera vez que tuve noticia de la última declaración, me impactó. Y ahora que la he vuelto a oir, me vuelve a impactar. Y es que me parece tan estupendo, que la persona mas inteligente del mundo ¡¡¡pase del dinero!!!. No lo necesita, porque sabe manejar el mundo, está claro:  ¡¡¡que mas se puede pedir!!!

Si como es adentro es afuera , algo que dicen los que saben, incluido Stephen Hawking ( El universo en una cáscara de nuez), quiero entender que si Gregory Pedelman maneja el universo , el afuera, también se maneja a si mismo, el adentro.

Yo, que desde luego no tengo el CI de Pedelman, no pretendo saber manejar el universo, mi capacidad intelectual y mi nivel de conocimientos necesarios para ello  puede que disten bastante para conseguirlo, Pero si puedo conocerme y manejarme a mi misma,  ya que como dice Virginia  Satir : «Mientras me conozca y me ame puedo hacer que todo lo mío , mis esperanzas, mis éxitos  y  mis fracasos, trabajen para sacar lo mejor de mi, todo lo mío me pertenece, todo soy yo y yo puedo manejarme», pero…… ¿Y si manejándome a mi misma, el adentro, resulta que también se manejar el universo, el afuera?. Puede ser que, como titula  su libro José María Maza, Premio Nacional de Ciencias Exactas en 1999, todos «SOMOS POLVO DE ESTRELLAS». Y entonces si , que lo que es adentro es afuera. Y si me sé manejar a mi misma, aunque no sea tan inteligente como Pedelman, también puede que sepa manejar el universo.

Y volviendo al centésimo mono, si aumentamos el número de personas que consideremos no tan importante, ni fundamental, el dinero, igual se consigue una sociedad diferente, que valore a la persona por lo que es y no por lo que tiene, que no esté tanto en lo que le pueda faltar materialmente, sino disfrutando de lo que tiene, que de prioridad a otras cosas. Si, parece una  utopía, pero ¡¡¡ de tontos no es!!!. Igual estamos ya en ese cambio. Estaría bien ¿no? menudos quebraderos de cabeza nos quitaríamos.

Podemos empezar por nosotros, por conocernos y amarnos, que aparentemente parece mas fácil que manejar el universo (aunque vete tu a saber) y dejar de correr tras el dinero.

Cambia, todo cambia…Cambiar no solo es posible, es inevitable.

EXPERIMENTA, SI QUIERES PUEDES Y CONVIERTE TU CONOCIMIENTO EN SABIDURÍA.

­

 

LA HERIDA PRIMIGENIA, LOS MIEDOS DEL NIÑO INTERIOR Y PERSONAJES QUE OCASIONA

He tenido la suerte de participar en dos talleres muy interesantes. Uno con Mónica Cavallé y otro con Silvana Silveri , dos mujeres distintas en la formas pero iguales por su sabiduría y autenticidad.  Las dos han coincidido en resaltar la importancia de reconocer y limpiar, vamos a llamarle,  la herida primigenia, de curar al «niño herido» que todos llevamos dentro, ya que si no lo hacemos, inevitablemente esa herida interferirá en todas las relaciones que tengamos por muy adultas que nos parezcan que son.

Esta herida según Mónica Cavallé no es algo circunstancial, sino existencial es decir consustancial con el hecho de nacer y ser una persona , ya que se va a producir cuando  de pequeño, no soy querido, mirado, atendido,  valorado, respetado, reconocido, como me hubiese gustado o necesitado en ese momento. Así que incluso, no es que no nos hallan querido o reconocido,  por ejemplo, sino que no lo hicieron como nosotros queríamos o necesitábamos, en ese momento infantil, algo casi inevitable, ya que es imposible que ningún padre/madre  por amante y cuidadoso de sus hijos que sea, pueda estar en su mente o sentimientos, adivinando lo que le hace falta y disponible en todo momento.

Si no sanamos esta herida, es imposible vivir desde el adulto maduro y libre, ya que lo haremos desde el niño herido. Y cada circunstancia que origine una emoción aunque sea solo parecida a la emoción que la herida despertó, la viviremos desde un estadío infantil.

La mayoría de los miedos por no decir todos, son miedos del niño que no ha sanado ni madurado. Miedos que nos ponen en contacto con la impotencia y falta de herramientas personales del niño. Impotencia y carencia de herramientas «real» cuando niño pero «no real» cundo ya somos adultos.

Silvana Silveri propone como camino de sanción: reconocer cual es la herida, cual es el el dolor o el miedo que se repite sobre todo en mi vida. Tomar conciencia de que es lo que no me dieron y asumir la responsabilidad de dármelo a mi mismo. Darme aquello que necesité, aquello que quise. Hay que poner a nuestro adulto al cargo para dar a nuestro niño interior, lo que necesitó cuando se creo la herida.

Esta herida genera un miedo y un dolor, que puede ser sobre:

El abandono; El afrontamiento; El cambio; la continuidad; La perdida.

El miedo al abandono nos hace «pedigüeños», siempre pendientes de que nos den, no tenemos en cuenta nuestra capacidad de contenernos y atendernos y exigimos que lo haga el exterior. Por ejemplo, cuando estoy esperando la llamada de mi pareja y esta no lo hace en el tiempo que yo la espero, me empiezo a angustiar y a dudar de su amor por mi…

El miedo al cambio: Si de pequeño he vividos cambios que me han dado inseguridad, esto hace que viva la vida con  apego y con la necesidad de controlar todo y de que esté todo en su sitio que nada cambie, lo que va a generar inevitablemente sufrimiento ya que el cambio es algo inevitable en la vida. Muchas sabios aseguran incluso, que es lo único real…

El miedo a afrontar, cuando al niño no le han «mirado» atendido lo suficiente, se genera un  miedo al rechazo. Miedo a ser rechazado, ignorado, a no ser tenido en cuenta. Por ejemplo quiero hablar, decir mi opinión, pero no lo hago porque creo que no me van a hacer caso, dudo de que tenga interés para los otros.

El miedo a la pérdida , trae fobias, sensación de avaricia de tacañería, puede tener que ver con dejar de existir, con el miedo a la muerte. Se desarrolla la manipulación. Seguramente viviré más la vida desde la carencia y no desde la tenencia.

El miedo a la continuidad , origina el miedo al compromiso. Uno no se quiere atar a nada. Cuando de pequeño se ha vivido una continuidad dolorosa en determinada situación , algo que se quería haber cambiado por doloroso incomodo o no querido y no se pudo cambiar o simplemente no se cambió. Experiencias vividas ni queridas ni aceptadas y que han persistido en el tiempo de forma dolorosa.

Por lo tanto, para  empezar a sanar nuestra herida del niño/a que fuimos y que está y siempre estará dentro de nosotros, primero habrá que reconocerlo y darle la seguridad y confianza, de que nuestro yo adulto le quiere, entiende y respeta y que  se va a ocupar del yo infantil. Después, habrá que seguir por permitirnos sentir el dolor, que se sintió cuando se  ocasionó  la herida, aceptando los sentimientos de rabia, ira y tristeza que pueden aparecer ahora junto ese dolor. Hace falta decisión firme, valentía y honestidad para ello. Solo así podremos reconocer y  comprender, que fué lo que entonces hicimos para mitigar el dolor, algo que seguramente seguimos repitiendo y que nos impide vivir, siendo quien realmente somos, por que nos adherimos a un  personaje (otros le llaman máscara) de controlador (herida de traición), huidizo (herida de rechazo), rígido (herida de injusticia), masoquista (herida de humillación) o dependiente (herida de abandono)… Solo si lo vemos, podremos disponernos a soltar  ese personaje y viviendo y atravesando el dolor que inicialmente quisimos evitar, empezar a ser quien somos, un ser libre de vivir su vida como quiera hacerlo y no con automatismos.

Tanto en cuanto nos vayamos conociendo, aceptando y queriendo, estamos en el camino de vivir plenamente la vida. Recuerda la consigna de Antonio Blay para el trabajo interior: PACIENCIA Y BUEN HUMOR, fundamentales para ir traspasando los miedos y dolores y llegar así a la Paz y Plenitud.

EXPERIMENTA SI QUIERES PUEDES¡¡¡¡ Y CONVIERTE TU CONOCIMIENTO EN SABIDURÍA

 

El doble cuántico

He participado en  mi primer curso online, según la propuesta de Mónica Villamarín. Me apunté al curso por pura intuición. Me gustó el título del curso: Cuarenta días y Cuarenta noches. Sentí que quería hacerlo. Así que me apunte…

Ha sido una buena experiencia. Primero: Mónica me encantó, su claridad su sencillez, su cercanía. Segundo: el curso me pareció bien diseñado y bien llevado. Y he podido comprobar que los cursos online funcionan y esto, el que funcione algo online me parece estupendo , ya  que abre tantas posibilidades… Bueno, yo de hecho también hago sesiones por skipe, y compruebo que funciona y que es tan cómodo y facilitador, que así como antes me sorprendía que alguien pudiera hacer esto, porque me parecía fundamental el contacto personal, ahora me sorprende que no se haga más. Desde luego yo en  este curso no conocía a nadie ni a la terapeuta personalmente, aunque si es verdad que muchos de los participantes habían trabajado previamente con Mónica. Tercero: El curso ha tenido consecuencias prácticas y al terminar los cuarenta días y noches, noté un cambio no aparatoso, pero evidente y sobre todo sentido, que es lo que quiero compartir con vosotros.

El curso al que me apunté como digo por intuición y por su atractivo título, se anunció justo el día anterior de su comienzo, que era un trabajo con nuestro doble.

Tampoco me extrañó demasiado ya que yo había conocido a Mónica por un video que tiene en youtube, cuyo enlace comparto por si os interesa verlo:

El título de cuarenta días y cuarenta noches, tenia su porqué, ya que el trabajo se hacia tanto durante el día, como durante la noche mientras se dormía.

 El físico Jean Pierre Garnier Malet, ha sido el que ha lanzado la idea, que puede sonar rara, pero a mi me suena ¡coherente!. El demuestra que físicamente, todo tiene un doble, que la materia se puede comportar como onda o como partícula,  como se explica de forma muy visual en el experimento de la doble rendija.

Tu doble es tu otra parte (onda/partícula- materia/espíritu) que eres tu misma y por lo tanto lo sabe todo de ti, con la ventaja de que está en otra dimensión, donde puede constatar el resultado de tus acciones, por lo que si aprendes a contactar con él, puede ponerte en el camino de conseguir lo optimo para ti (y para todos) y como tiene un conocimiento  más amplio que nuestra percepción 3d, puede darte pistas sobre tus mejor soluciones, para cualquier cuestión que te plantees

Como acabo yo todos mis post:» Experimenta. Si quieres puedes», así que si se quiere contactar con el doble, se contacta¡¡¡ e.l momento como se explica en el vídeo es al ir a dormir, hablarle y exponerle tu situación y solicitar la aclaración, la solución…lo que te haga falta…Con los requisitos de confianza y benevolencia.

El hacer esto por la noche, hace que por el día se esté más consciente y atento, algo que me parece fundamental y que por cierto, muchos consideran que es, una forma de meditación:» Meditación activa» . Lo que yo experimenté al hacerlo, fué que paradojicamente, esto de considerar que uno físicamente puede ser onda y partícula,en vez de sentir dualidad, de vivir la dualidad que muchas veces vivimos considerándonos entonces separados, yo y lo otro, ha hecho que experimente mas, la realidad del Yo Superior que yo también soy. Ese yo sabio y amoroso que todos somos. Y que me sienta más confiada y guiada. Y cuando se puede experimentar esto, podemos sentir que todo está unido, que todos estamos unidos, tal y como acredita la física cuántica.

De todas formas no voy a a ser «flower power», desgraciadamente, eso no se vive de continuo, por lo menos yo no lo consigo. Y entonces mi confianza flaquea y el miedo juega sus malas pasadas…pero sé que la solución está en saber que entonces estoy en el camino equivocado, que tengo que volver a reconectarme con lo mas profundo y autentico, que es ese Yo sabio y amoroso y no esta Ana egoica, pequeña, dudosa y miedosa, que me hace vivir a medio gas y que le pasa como a Pedro cuando caminaba sobre las aguas, que cuando dejaba de confiar se hundía. Y el hecho de haber vivido en algún momento en conexión con mi doble cuántico me devuelve la fe y la confianza.

Se entiende porque estoy contenta de haber trabajado con el doble cuantico. ¿Si?

EXPERIMENTA, SI QUIERES PUEDES¡¡¡