La importancia de tranquilizarse

 

 

UN DIA, EL BURRO DE UN CAMPESINO SE CAYÓ A UN POZO

EL ANIMAL LLORÓ FUERTEMENTE POR HORAS

MIENTRAS EL CAMPESINO TRATABA DE SACARLO SIN ÉXITO

FINALMENTE EL CAMPESINO DECIDIÓ QUE:

EL ANIMAL YA ESTABA VIEJO, EL POZO ESTABA SECO

Y NECESITABA SER TAPADO DE TODAS FORMAS

Y QUE REALMENTE NO VALÍA LA PENA SACAR AL BURRO.

INVITO A TODOS SUS VECINOS PARA QUE VINIERAN A AYUDARLO

TODOS TOMARON UNA PALA Y EMPEZARON

A TIRAR TIERRA AL POZO

EL BURRO SE DIO CUENTA DE LO QUE ESTABA PASANDO

Y LLORO DESCONSOLADAMENTE

LUEGO PARA SORPRESA DE TODOS, SE TRANQUILIZÓ

DESPUÉS DE UNAS CUANTAS PALADAS DE TIERRA

EL CAMPESINO MIRO AL FONDO DEL POZO

Y SE SORPRENDIÓ DE LO QUE VIO

CON CADA PALADA DE TIERRA

EL BURRO ESTABA HACIENDO ALGO INCREÍBLE

SE SACUDÍA LA TIERRA Y DABA UN PASO HACIA ARRIBA

MIENTRAS LOS VECINOS SEGUÍAN ECHANDO TIERRA

ENCIMA DEL ANIMAL, EL SE SACUDÍA Y DABA UN PASO HACIA ARRIBA

PRONTO TODO EL MUNDO VIO SORPRENDIDO

COMO EL BURRO LLEGÓ HASTA LA BOCA DEL POZO

PASÓ POR ENCIMA DEL BORDE Y SALIÓ TROTANDO.

 

TRANQUILIZARSE ES LA CLAVE, PARA ENCONTRAR LA SOLUCIÓN OPTIMA, INCLUSO COMO EN ESTE CASO, CONVERTIR EL PROBLEMA EN SOLUCIÓN.





Volver al blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *