COHERENCIA Y SALUD INTEGRAL

Mi experiencia personal me dice que cuando tengo problemas de salud, en alguna parte de mi, algo está en incoherencia. Y eso lo compruebo cada vez que mi salud se resiente y que mi cuerpo no marcha a pleno rendimiento. Pero no solamente a nivel físico me afecta la incoherencia, también cuando estoy inquietamente desanimada, triste o con bajón emocional, me doy cuenta de que algo no está en su sitio de que entre lo que pienso, digo o hago se da alguna incongruencia. Esto por supuesto, no quiere decir que cuando soy coherente estoy feliz y contenta de la vida, no, a veces, claro está, estoy triste y frustrada, pero cuando soy coherente, estoy en PAZ.¡¡¡ Eso marca una gran diferencia!!!.

De ahí la relación profunda de la coherencia con la salud integral, en todos los aspectos, físico y mental de la persona.

Algo que nos impide a veces estar en coherencia, son los miedos.

Voy a exponer una humana, muy humana, lista de miedos:

MIEDO DE ESTAR SOLO; MIEDO DE FRACASAR; MIEDO DE LO QUE LA GENTE OPINARÁ DE MI; MIEDO AL RECHAZO; MIEDO A SENTIR DOLOR; MIEDO DE LA MUERTE; MIEDO A SENTIR ODIO; MIEDO A HACER EL RIDÍCULO; MIEDO DE ENVEJECER; MIEDO DE MI PASADO; MIEDO AL CAMBIO.

Por decir algunos….

Ya he comentado otras veces, que la mejor manera de manejar el miedo, es: primero reconocerlo, que a veces no es tan fácil ¿eh?, segundo aceptarlo y tercero, no digo abrazarlo ( que en el fondo, si), voy a decir, hacerte amiga de el, y dejar que camine junto a ti.

También nos impiden a veces estar en coherencia: Las ideas irracionales. Y solo si las reconozco y descubro su irracionalidad, las podre dejar marchar, impedir que tengan “voz” en mi vida y entonces sustituirlas por ideas positivas que colaboren con mi crecimiento y evolución.

Albert Ellis hizo una lista muy conocida de ideas irracionales:

LA NECESIDAD DE SER AMADO POR TODO EL MUNDO,PARA CONSIDERARME VALIDO TENGO QUE SER MUY COMPETENTE Y LOGRAR TODO LO QUE ME PROPONGO, HAY GENTE MALA QUE DEBE SER CASTIGADA, ES HORRIBLE QUE LAS COSAS SALGAN MAL, LA DESGRACIA HUMANA ESTA PROVOCADA POR CIRCUNSTANCIAS EXTERNAS Y LA GENTE POCO PUEDE HACER PARA CONTROLAR SUS EMOCIONES, HAY QUE PREOCUPARSE MUCHO SI ALGO PUEDE SER PELIGROSO Y PENSAR EN EN ELLO PARA ESTAR PREPARADO, ES MAS FÁCIL EVITAR QUE HACER FRENTE A LAS DIFICULTADES O RESPONSABILIDADES, SIEMPRE SE NECESITA DE ALGUIEN MAS FUERTE QUE UNO MISMO EN QUIEN PODER CONFIAR, UN SUCESO PASADO NOS SEGUIRÁ AFECTANDO INDEFINIDAMENTE, UNO DEBE DE ESTAR PERMANENTEMENTE PREOCUPADO POR LOS PROBLEMAS DE LOS DEMÁS.

Otro impedimento posible para ser coherente es nuestro inconsciente. ¡¡¡Obvio!!! si no soy consciente, estaré en modo “piloto automático”.  Solo tenemos las pistas : de que no acabo de estar bien; de que parece que la felicidad huye de mi; de que se repiten situaciones en mi vida, de una forma chocante y reiterada. En estos casos, es importante no caer en la queja y el victimísmo por un lado, y por otro confiar y tener presente que todo en la vida, todo se da para medrar, es decir para crecer, para desarrollarse, para evolucionar. Que la vida no va en contra de nadie, aunque a veces pueda parecerlo. Que en la vida impera el desarrollo, que inexorablemente, acaba con la muerte, todo tiene un principio y un fin, por lo menos aparentemente.

En cualquier caso siempre se empieza por DARME CUENTA y a partir de ahí tomar las riendas de mi vida y responsabilizarme cien por cien de ella, creer y sentir que yo puedo hacer algo para vivirla de otra forma y ponerme a ello. A veces ese darse cuenta viene a través del sufrimiento, lo interesante es, a partir de ahora, que se produzca por el discernimiento.

La verdad, no lo tenemos fácil, hace falta un gran conocimiento personal, una observación honesta y atenta de mi mismo y un compromiso de amarme, aceptarme y respetarme siempre en cualquier situación, eliminar toda expectativa de mi y de mis circunstancias y vivir en el aquí y el ahora….¡¡¡Hace falta mucha valentía!!! Pero, nadie dijo que era fácil, eso si, ES POSIBLE, y si sigo este camino, la recompensa será grande, pero ¡que digo!, no voy a hablar ni de recompensa, porque solo veo dos caminos: o me amo y me acepto y emprendo el camino de la coherencia, o estoy en un camino de frustración, insatisfacción y constante tensión para intentar controlarme a mi y a mi entorno. LA ELECCIÓN ES LIBRE, y como en todo el la vida, se trata de elegir. TU ELIJES.

EXPERIMENTA, SI QUIERES PUEDES¡¡¡ Y CONVIERTE TU CONOCIMIENTO EN SABIDURÍA.





Volver al blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *