EL CAMBIO SOBRE EL DINERO Y EL CENTÉSIMO MONO

El centésimo mono es un fenómeno, por el que un nuevo comportamiento aprendido, se propaga desde un grupo de monos, hasta todos los monos, una vez que se alcanza un número critico de iniciados. Por generalización se refiere al fenómeno por el cual, una vez que cierta parte de la población ha oído hablar de una nueva idea o aprendido una nueva habilidad, la difusión de dicha idea o habilidad entre el resto de la población, se produce de forma instantánea, mediante un proceso todavía desconocido.

Gregory Pedelman es un  matemático de origen ruso, que ostenta el indice de coeficiente intelectual mas alto del mundo,  tiene un CI de 238 , por comentar un inteligente conocido:   Stephen Hawking, tiene un CI de 160 . Y resolvió uno de los siete problemas matemáticos del milenio: La conjetura de Poincaré, a raíz de lo que el Instituto matemático Clay, le otorgo un premio dotado de un millón de dólares , que el matemático no recogió. Ni la medalla que se le ofrecía, ni el millón de dólares. Manifestando a los periodistas, tras la puerta cerrada de su pequeño apartamento en San Petesburgo :  ” lo tengo todo, no necesito el dinero“. Y en una de las pocas entrevistas que ha concedido dijo: ” Los vacíos existen por todos lados. El poder de calcularlos nos da grandes posibilidades. Sé como manejar el Universo. Ahora díganme  ¿por qué tendría que correr a buscar un millón?”

La primera vez que tuve noticia de la última declaración, me impactó. Y ahora que la he vuelto a oir, me vuelve a impactar. Y es que me parece tan estupendo, que la persona mas inteligente del mundo ¡¡¡pase del dinero!!!. No lo necesita, porque sabe manejar el mundo, está claro:  ¡¡¡que mas se puede pedir!!!

Si como es adentro es afuera , algo que dicen los que saben, incluido Stephen Hawking ( El universo en una cáscara de nuez), quiero entender que si Gregory Pedelman maneja el universo , el afuera, también se maneja a si mismo, el adentro.

Yo, que desde luego no tengo el CI de Pedelman, no pretendo saber manejar el universo, mi capacidad intelectual y mi nivel de conocimientos necesarios para ello  puede que disten bastante para conseguirlo, Pero si puedo conocerme y manejarme a mi misma,  ya que como dice Virginia  Satir : “Mientras me conozca y me ame puedo hacer que todo lo mío , mis esperanzas, mis éxitos  y  mis fracasos, trabajen para sacar lo mejor de mi, todo lo mío me pertenece, todo soy yo y yo puedo manejarme”, pero…… ¿Y si manejándome a mi misma, el adentro, resulta que también se manejar el universo, el afuera?. Puede ser que, como titula  su libro José María Maza, Premio Nacional de Ciencias Exactas en 1999, todos “SOMOS POLVO DE ESTRELLAS”. Y entonces si , que lo que es adentro es afuera. Y si me sé manejar a mi misma, aunque no sea tan inteligente como Pedelman, también puede que sepa manejar el universo.

Y volviendo al centésimo mono, si aumentamos el número de personas que consideremos no tan importante, ni fundamental, el dinero, igual se consigue una sociedad diferente, que valore a la persona por lo que es y no por lo que tiene, que no esté tanto en lo que le pueda faltar materialmente, sino disfrutando de lo que tiene, que de prioridad a otras cosas. Si, parece una  utopía, pero ¡¡¡ de tontos no es!!!. Igual estamos ya en ese cambio. Estaría bien ¿no? menudos quebraderos de cabeza nos quitaríamos.

Podemos empezar por nosotros, por conocernos y amarnos, que aparentemente parece mas fácil que manejar el universo (aunque vete tu a saber) y dejar de correr tras el dinero.

Cambia, todo cambia…Cambiar no solo es posible, es inevitable.

EXPERIMENTA, SI QUIERES PUEDES Y CONVIERTE TU CONOCIMIENTO EN SABIDURÍA.

­

 




Volver al blog

Los comentarios están cerrados.