Herramientas de inteligencia emocional

En el “mercado” del mundo de la psicología, el crecimiento personal, el coaching y las diferentes terapias…existen varias propuestas para aplicar  a toda la multiplicidad de situaciones problemáticas que los humanos solemos tener que afrontar a lo largo de nuestra vida.

Como “cada maestrillo tiene su librillo”, voy a exponer las herramientas emocionales que he comprobado que funcionan y cuya única pega está en la decisión real de cada uno de ponerlas en práctica. Porque es increíble pero cierto, que suele pasar, que a pesar de que sabemos lo que es bueno para nosotros, a pesar de que creemos que algo funciona ¡No lo hacemos, no lo ponemos en práctica!

tu vas a tener la llave

tu vas a tener la llave

La primera herramienta de inteligencia emocional que me parece fundamental en cualquier situación que  vivamos, como dolorosa, dura, incomoda… es saber que ante todo hay que intentar TRANQUILIZARSE. Solo si nos tranquilizamos nuestro cerebro empezará a emitir ondas cerebrales alfa, que es cuando esta científicamente comprobado, podemos encontrar la solución optima a nuestro problema.

Lo siguiente que propongo como herramienta, para la consecución de objetivos, gestión de situaciones dificiles y  aprendizajes  que nos interesen: PACIENCIA Y BUEN HUMORhuevos contentosTodo llega a su tiempo y hay un tiempo para cada cosa. Vivamos en cada momento lo que hay. Presentes y conscientes. Una vez que tenemos claro el objetivo y que estamos en el camino, vivamos el camino intentando aprovecharlo y disfrutarlo o por lo menos vivirlo sin resistencia.

Hay varios refranes y frases sabias que vamos a recordar: No por mucho madrugar amanece mas temprano, dice nuestro refranero. Y Borges escribe: Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pases, ocasionará que al final no sean como esperabas…

Si eres capaz de aplicar el buen humor, procedente de saber: que de todo se puede aprender, que superar situaciones nos hace ser fuertes y resilientes, que las crisis son oportunidades, que todo cambia, que sabes que nos eres perfecto… y que?, que no tienes ninguna obligación que tu mismo/a no te impongas, que ver el vaso medio lleno o medio vacio es una elección tuya… y sabiendo como dice Victor Hugo: que la risa diaria es buena, que la risa habitual es sosa y la risa constante es malsana. ¡Contacta con tu capacidad de buen humor, capacidad que todos tenemos, y aprende a vivirla.

15417939-otono-las-hojas-de-arce-de-fondo[1]

Y la tercera herramienta que planteo: practicar el primer paso de focusing, una técnica creada por Eugene Gelding, de la que hablaremos en otro momento. El primer paso del focusing es: Crear un espacio entre tu y tus problemas, entre tu y tus emociones. y para esto os propongo el siguiente ejercicio:

Cuando sientas una emoción que te haga sufrir, que te produce ansiedad o angustia, elige un recipiente cualquiera e intenta imaginar y  sentir que esa emoción, que es tuya, que sabes como es sentirla, que la reconoces claramente, en vez de estar en tu interior está en ese recipiente de tu elección. Prueba a experimentarlo. La emoción no se niega, no desaparece, pero si eres capaz de situarla fuera de ti, eso te producirá mas tranquilidad y poco a poco estarás menos angustiado, preocupado y te darás cuenta, que sin haber cambiado nada, estás más tranquilo… y entonces, como planteaba al principio, es  la situación optima para manejar la situación de la forma mas favorable posible.

Ya sabes…

Experimenta, si quieres puedes¡¡¡

 





Volver al blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *