El cambio es posible

Posible, nadie habla de facil.

De todas formas, el cambio es posible y a la vez inevitable y a veces nuestro sufrimiento simplemente es generado por nuestra resistencia al cambio.

Pero, no voy a considerar aqui, esos cambios que en la vida se van produciendo inevitablemente: vamos cumpliendo años, las relaciones evolucionan, perdidas…Vamos a tratar los cambios que uno decide hacer en su vida consciente y voluntariamente, para sentirse mejor y para vivir con plenitud.

Visto asi ¿quien no querria cambiar para sentirse mejor y vivir con plenitud?, la respuesta parece que tendría que ser: todos. Pero curiosamente no es así. A las personas nos cuesta cambiar, porque todo cambio implica entrar en lo desconocido, salir de la famosa y tan nombrada últimamente “zona de confort”, que seria lo conocido, y no confundamos términos, que la zona de confort puede ser incomoda e incluso dolorosa, pero tan comoda por conocida, que ni nos planteamos la posibilidad de salir de ahi, porque si lo hacemos tendríamos que vernos, con nuestros miedos, nuestras dudas, nuestras ideas limitantes y nuestros hábitos adquiridos.

Si, cambiar cuesta, pero los beneficios pueden ser tan grandes….Puede suponer, pasar de una vida insatisfactoria, a una vida coherente, y eso da tanta paz¡¡¡

Nadie tiene obligación de cambiar (ni de cambiar, ni de nada que uno mismo no se imponga). Cambiar es una decisión totalmente libre, pero tenemos que ser conscientes, que a veces la alternativa al cambio, es seguir en una situación que nos produce sufrimiento, vacio, estado de queja, impotencia y desesperanza. ¿quieres seguir asi?. Pues dale duro.

Si decides que en tu vida hace falta un cambio y estas dispuesto/a a  realizarlo, hay que considerar:

  • ¿Que prefieres ser feliz o tener la razón?
  • Podemos elegir nuestras respuestas a las circunstancias, no las ciscunstancias.

Hasta que punto somos capaces en aras de nuestra felicidad, a soltar, a pasar de reivindicar nuestra razón, a no imponer como “tendrían que ser las cosas”, sin que eso implique ninguna vejación de los derechos personales:

  • Derecho a pedir lo que queremos (comprendiendo que la otra persona tiene el derecho de decir no).
  • Derecho a tener opiniones, sentimientos y emociones y a expresarlos de forma apropiada.
  • Derecho a hacer afirmaciones que no tengan base lógica y que no debamos justificar (Ideas intuitivas y comentarios).
  • Derechos a tomar nuestras propias decisiones y a hacer frente a las consecuencias.
  • Derecho a elegir si queremos o no implicarnos en los problemas de alguna otra pesona
  • Derecho a no saber sobre algo y a no entender
  • Derecho a cometer errores
  • Derecho a tener éxito
  • Derecho a cambiar nuestro pensamiento
  • Derecho a la privacidad
  • Derecho a estar solos y ser independiente
  • Derecho a cambiar y ser personas afirmativas

Derechos que son mios y del otro. Así que tendré que tener en cuenta, si eso que yo estoy reivindicando con toda mi razón, tambien el otro puede reinvindicarlo con toda su razon. ¿estoy dispuesto a aceptar su derecho, aunque yo no lo vea ni lo sienta como el?…Recordemos la oración de la gestalt:

Yo soy Yo
Tú eres Tú.
Yo no estoy en este mundo para cumplir tus expectativas
Tú no estás en este mundo para cumplir las mías.
Tú eres Tú
Yo soy Yo.

Si en algún momento o en algún punto nos encontramos
Será maravilloso
Si no, no puede remediarse.
Falto de amor a Mí mismo
Cuando en el intento de complacerte me traiciono.
Falto de amor a Ti
Cuando intento que seas como yo quiero
En vez de aceptarte como realmente eres.
Tú eres Tú y Yo soy Yo.

Fritz Perls

¿Estoy dispuesto entonces a soltar, independientemente de tener la razon? (que puede que la tengas)….

La siguiente cuestión: Respuesta y circunstancias.

Si yo cambio, todo cambia. Es decir puede que mis circunstancias sigan siendo las mismas, pero si yo cambio mi percepción o mi forma de verlas, para empezar las viviré de otra forma,  y curiosamente lo que suele pasar es, que si soy capaz dehacerlo, realmente ¡las circunstancias cambian!. Esto va a implicar una aceptación total de mi realidad. Una toma de  responsabilidad personal en lo que me esta pasando ¿En que yo he contribuido para que esto esté pasando?. Y asumir mi poder  para hacer algo en esa situación, teniendo en cuenta, que no hacer nada puede ser una opción y  simplemente decido vivir lo que me pasa, sabiendo que “Esto tambien pasará”, porque en la vida hay un tiempo para todo: Un tiempo para la alegria y un tiempo para la tristeza, un tiempo para la paz y un tiempo para la guerra, un tiempo para el trabajo y un tiempo para el descanso. Y es importante que vivamos en cada momento lo que hay.

Aceptación, que nunca resignación.La aceptación que tanto nos cuesta, principalmente, porque no queremos sentir nada que consideremos negativo. La aceptación, que no solemos llevar a cabo por medio de tres actitudes inmaduras como son: La huida, la queja y la razionalización.

Solo puede darse un cambio autentico,  si honestamente reconozco lo que hay, si no huyo del problema o la situacion, si no me quejo de mi circunstancia a pesar de que esta sea dura, dolorosa o dificil y si dejo de querer entenderla o encontra la solución de una forma compulsiva a traves de la razón. Y me permito sentirme como me siento.

El siguiente paso será decidir con humildad ¿ que puedo hacer yo, contando con mis capacidades y fortalezas asi como con mis limitaciones?

El siguiente ¡La creatividad al poder! experimenta algo diferente, a lo que has venido haciendo hasta ahora, por muy pequeño o intrascendente que aparentemente sea y comprueba su resultado. Porque el que hace siempre lo mismo, obtiene lo mismo. Si lo que has obtenido no te gusta, haz algo diferente y comprueba el resultado. Probando, probando…

Siempre tener en cuenta la frase de Einstein: Aprender es experimentar, todo lo demas es información.

Experimenta, si quieres puedes¡¡¡ Y CONVIERTE EL CONOCIMIENTO EN SABIDURIA

 

 





Volver al blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *