El desasimiento

 

Es la capacidad de una persona para despegarse de los sucesos de la vida que no puede controlar.

Desasirse  es aceptar a las personas tal como son, sin intentar cambiarlas, aprendiendo a conocerlas bien para amarlas mejor.

Desasirse es ser capaz de no dejarse dominar por una situación aunque sea dramática. Es tener la capacidad de hacer algo, de ver el lado bueno de las cosas y las lecciones que pueden extraerse de cada situación.

Desasirse es admitir humildemente que no eres perfecto, que tu vida no es perfecta y que ni tu ni tu vida sereís nunca perfectos.

Desasirse es aprovechar plenamente cada momento sin arruinarlo, deteniéndose en todos los pequeños detalles del día a día. Es tener una visión de conjunto de una situación, para valorarla dejando a un lado los pequeños detalles que no marchan.

Desasirse es estar dispuesto a no controlar todo, es dejar que las cosas vayan por si solas, a delegar, dar, olvidar

El desasimiento es un trabajo interior continuo. Cuando uno consigue desasirse es tan grande la gratificación, es tan durable el bienestar, que se olvidan los esfuerzos que se han hecho para alcanzarlos.

Desasirte es darte tiempo para aprender a conocerte y quererte.

Este texto no es mío, esta detrás del 30 de diciembre de un taco/calendario, que me dió mi madre, en un momento difícil que yo tenía. ¡ Que sabias son las madres, que sabia es mi madre!. Me parece tan, tan bueno, que para qué modificarlo. Solo he cambiado una palabra: donde ponía resignación he puesto “estar dispuesto”. Y es que a mi lo de la resignación siempre me chirría. Resignarse es en el fondo sentirse victima e impotente, en cambio estar dispuesto, es aceptar lo que me pasa y aceptar es un acto volitivo que implica poder de decisión.

El maestro Eckhart (1260-1328) escribió : “Mientras algo puede entristecer al hombre, este no anda bien encaminado” dando por hecho que solo el desasimiento puede poner al hombre en el camino de una vida autentica y plena. Y afirma que, tras su investigación en escritos de maestros paganos así como de los profetas del Viejo y del Nuevo Testamento, el desasimiento es la virtud suprema y óptima por la cual el hombre es capaz de vincularse y acercarse lo más posible a Dios.

El final del Libro “El caballero de la armadura Oxidada” refleja el desasimiento: Se suelta.

La clave esta en soltar. Que prefieres tener razón o ser feliz…Si prefieres tener la razón, nunca podrás ver, que tu angustia y sufrimiento son señales, de que puede que estés yendo contra tus propias y profundas verdades y en ese caso es imposible que tu vida sea autentica y plena. Charles Chaplin refleja esto en su texto Cuando me ame de verdad:

… Cuando me ame de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy se que eso es autenticidad.  

Si consideramos que practicar el desasimiento, dejar de controlar, aunque parezca paradójico, puede que origine: una vida autentica y plena, como dice Eckhart, que logre manejar mejor mi angustia y sufrimiento, aprendiendo a ser mas autentico, y hace que viva la aceptación total de mi mismo/a y de mi vida, con la relajación y libertad que ello conlleva. Si lo consideramos, el esfuerzo bien puede merecer la pena¡¡¡

Cuando hablamos entonces de desasimiento, hablamos también de aceptación y de amor, amor hacia uno mismo, de amor a la vida, de amor a Dios. Y por eso me gusta el final del texto del calendario: Desasirte es darte tiempo para aprender a conocerte y quererte.

Conocerte y quererte puede que sea: Desasirte.

Yo no digo que sea fácil, digo que es posible.

Experimenta, si quieres puedes¡¡¡¡

 

 

 

 

 

 





Volver al blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *