El comienzo de la solución

Cualquier solución a no importa que problema, ha empezado a producirse, en el momento en el que soy consciente del problema, porque solo si soy consciente y lo “nombro”, podré manejarlo, viendo con honestidad la situación y considerando que puedo hacer yo ante ella. Si no, seguiré con la sensación de que algo va mal, sin responsabilizarme de ello y sintiéndome victima de las circunstancias e impotente.

Lo primero entonces, reconocer, darme cuenta de que es lo que me hace sentirme mal, triste, con miedo o insatisfecho. Y el siguiente paso fundamental: Tranquilizarme.

Cuando alguien viene a mi consulta, sea por la cuestión que sea lo primero que le propongo para considerar es el cuento del burro:

Un día, el burro de un campesino se cayó a un pozo. El animal lloró fuertemente por horas, mientras el campesino trataba de sacarlo sin éxito. Finalmente el campesino decidió que el animal ya estaba viejo, el pozo estaba seco y necesitaba ser tapado de todas formas y que realmente no valía la pena sacar al burro. Invitó a todos sus vecinos para que vinieran a ayudarlo. Todos tomaron una pala y empezaron a tirar tierra al pozo. el burro se dio cuenta de lo que estaba pasando y lloró desconsoladamente. Luego, para sorpresa de todos, se tranquilizó. Después de una cuantas paladas de tierra, el campesino miró al fondo del pozo y se sorprendió de lo que vio: Con cada palada de tierra el burro estaba haciendo algo increíble, se sacudía la tierra y daba un paso hacia arriba. Mientras los vecinos seguían echando tierra encima del animal, el sacudía y daba un paso hacia arriba. Pronto todo el mundo vio sorprendido como el burro llegó hasta la boca del pozo, pasó por encima del borde y salió trotando.

Esta historia que empieza mal y acaba bien, tiene un momento clave, que hace que lo que parecía no tener solución con un final nefasto, dé un giro y acabe bien y la clave es que el burro SE TRANQUILIZO. Eso si, lo hizo después de llorar amargamente, dándose cuenta de lo que estaba pasando ¡lo iban a enterrar!. Ahora bien, cuando se tranquiliza después de haber sentido la angustia, la tristeza, la injusticia, el miedo, por lo que estaba pasando, el contacta con su sabiduría y encuentra la solución: se sacude la tierra, Convierte el problema en su solución.

Solo si somos capaces de aceptar plenamente lo que nos pasa, es cuando encontramos la verdadera respuesta a lo que nos pasa. Y esta plena aceptación no puede venir nada más que de la tranquilidad. Paradójicamente no sabemos si es la aceptación lo que nos produce la tranquilidad o la tranquilidad lo que nos hace aceptar, pero esta claro que aceptación y tranquilidad van de la mano.

Podemos empezar por considerar la tranquilidad, que pude ser mas sencillo de trabajar que la aceptación, aparentemente, porque a veces la aceptación se confunde con la resignación que no tiene que ver, pero con la tranquilidad no hay trampa, te tranquilizas o no. Y en un principio siempre podemos contactar con lo corporal, que es como el algodón de  Don Limpio, que no engaña

Como contactar con la tranquilidad: Aquí y ahora: RESPIRA.

Empieza por darte cuenta de como está tu cuerpo. La mayoría de los ejercicios de relajación consisten en recorrer todas las partes de tu cuerpo, darte cuenta de la posible tensión en cada una de ellas y aflojar un poco, un poco más. Es simple, pero como todo aprendizaje, requiere su práctica, su experimentación. Einstein decía que  aprender es experimentar, todo lo demás es información, por tanto probando, probando. Date cuenta en este momento por ejemplo si puedes relajar tus hombros. Puede que te hayas dado cuenta, que de alguna forma e inconscientemente los tenías algo tensos, bien, relájalos un poco más todavia, y fiíate si la relajación de los hombros cuando lo haces, también puede extenderse a sentir los brazos mas relajados…Es fácil…Hay que practicar…

Ya nos hemos dado cuenta del problema, hemos podido relajarnos corporalmente, lo que habrá hecho de alguna forma que también lo hayamos hecho mentalmente, porque date cuenta de que somos un todo: cuerpo, mente y espíritu. y cualquier mejoría en cualquiera de estas partes repercutirá en el todo. Bien, cual es el siguiente paso.

Contactar con tus capacidades, con tus fortalezas. Y decidir cual de ellas puedes aplicar para obtener tu resultado deseado. Por eso es tan importante que te conocozcas y que sepas cuales son tus capacidades, quien eres tu. Porque, si el burro hubiese tenido alas, podría haber salido volando, pero un burro no tiene alas y lo que hace nuestro burro, es aplicar la creatividad. Quiero decir con esto, que tienes que estar en contacto con tus capacidades ciertas y con quien eres de verdad, no con quien te gustaría ser o con quien tu crees que tendrías que ser. Cuando tenemos un conocimiento profundo de nosotors, cuando estamos en contacto íntimo con nosotros, estamos en contacto con el todo, con la fuerza, con la sabiduría y el amor..

Es fácil pero díficil tambien, porque tenemos que conocernos en lo bueno y en lo malo. Es sorprendente escuchar cuando alguien relata algo que ha hecho o ha sentido que no le gusta: que ha sido injusto, egoísta, borde… dice : “esa persona no soy yo”… Está claro que no quiere, no le gusta serlo, pero si  lo ha hecho, también ese que lo ha hecho, es él.

Hay un poema de Virginia Satir que habla de esto

EN TODO EL MUNDO NO HAY NADIE
EXACTAMENTE COMO YO.
HAY PERSONAS QUE TIENEN ALGUNAS PARTES
EN QUE SE PARECEN A MI.
PERO NADIE ES IDENTICO A MI
TODO LO QUE SALE DE MI ES AUTENTICAMENTE MIO
PORQUE YO SOLA LO ELEGI
TODO LO MIO ME PERTENECE,
MI CUERPO, INCLUYENDO TODOS
SUS PENSAMIENTOS E IDEAS;
MIS OJOS, INCLUYENDO LAS IMÁGENES QUE PERCIBEN
MIS SENTIMIENTOS, CUALESQUIERA QUE
ESTOS PUEDAN SER.
CORAJE, ALEGRIA, FUSTRACIÓN
AMOR, DESILUSIÓN, EXCITACIÓN…
MI BOCA Y TODAS LAS PALABRAS QUE SALGAN DE ELLA,
AGRADABLES, DULCES O BRUSCAS
JUSTAS O INJUSTAS.
MI VOZ, FUERTE O SUAVE.
Y TODOS MIS ACTOS
SEAN ESTOS PARA OTROS O PARA MI MISMA
ME PERTENCEN MIS FANTASIAS, MIS SUEÑOS
MIS ESPERANZAS, MIS TEMORES.
ME PERTENECEN TODOS MIS TRIUNFOS Y EXITOS
TODOS MIS FRACASOS Y ERRORES.
PORQUE TODO LO MIO ME PERTENECE
PUEDO LLEGAR A FAMILIARIZARME
INTIMAMENTE CONMIGO
Y AL HACER ESTO PUEDO AMARME
Y ACEPTARME, Y ACEPTAR
TODAS LAS PARTES DE MI CUERPO.
ENTONCES PUEDO HACER POSIBLE
QUE TODO LO QUE ME PERTENECE
TRABAJE PARA HACER LO MEJOR DE MI.
SE QUE HAY ASPECTOS DE MI MISMA
QUE ME CONFUNDEN
Y OTROS QUE NO CONCOZCO
PERO MIENTRAS ME CONCOZCA Y ME AME
PUEDO BUSCAR VALEROSAMENTE Y CON ESPERANZA
LA SOLUCION A MIS CONFUSIONES
Y LA FORMA DE CONOCERME MAS
CUALQUIERA QUE SEA MI APARIENCIA Y MI EXPRESIÓN
LO QUE DIGA O HAGA
LO QUE PIENSE Y SIENTA
EN UN MOMENTO DETERMINADO
SOY YO
ESTO ES AUTENTICO Y REPRESENTA
DONDE ESTOY EN ESE MOMENTO
CUANDO MAS ADELANTE ANALICE MI APARIENCIA Y MI EXPRESIÓN
LO QUE DIJE E HICE Y COMO PENSE Y SENTI
Y ALGO PAREZCA NO ENCAJAR
PUEDO DESCARTAR LO QUE PARECE NO ENCAJAR
Y CONSERVAR LO QUE SI ENCAJA E IDEAR ALGO NUEVO
PARA REEMPLAZAR LO QUE DESCARTE
PUEDO VER, OIR, SENTIR, PENSAR, HABLAR Y ACTUAR
TENGO LOS INSTRUMENTOS PARA SOBREVIVIR
PARA ACERCARME A LOS DEMAS
PARA SER PRODUCTIVA Y PARA SER COHERENTE
Y APARTAR DE MI MUNDO LAS PERSONAS
Y COSAS AJENAS A MI
ME PERTENEZCO Y POR LO TANTO
PUEDO MANEJARME
YO SOY YO Y YO ESTOY BIEN

Por lo tanto, tranquilo, tranquila tienes todos los instrumentos para vivir, conócete, conócelos y ponlos en práctia.

Experimenta, si quieres puedes¡¡¡

 

Los cuatro acuerdos

Los cuatro acuerdos es el título de un libro escrito por el Dr. Miguel Ruiz, con el subtítulo “Un libro de sabiduría tolteca”, editado por Urano ( el libro que yo tengo es de la 18ª edición).

Este libro estaba en mi biblioteca hace tiempo (como muchos otros, debido a la pasión trasmitida por  mi padre por los libros, que me hace descubrir algunos libros no importa por que  medio, escaparate, internet, boca a boca… y mi compulsión es comprarlo sintiendo que, aunque tengo otros pendientes por leer,  ese también me lo tengo que leer). Y como todo llega a su tiempo… Me llegó el momento de leerlo. Y quiero comentar los beneficios que su lectura y profundización puede producir.

Los cuatro acuerdos a los que se refiere el libro son los siguientes:

  • SE IMPECABLE CON TUS PALABRAS
  • NO TE TOMES NADA PERSONALMENTE
  • NO HAGAS SUPOSICIONES
  • HAZ SIEMPRE LO MAXIMO QUE PUEDAS

Puede ser que en momentos donde nos sentimos confusos, cansados, desesperanzados o tristes, el hecho de contactar con algo “sabio” o “auténtico”, no importa si tiene que ver con nuestra situación, problema o circunstancias, nos pone en contacto con nuestra sabiduría interior y nuestra claridad mental. Es como aquello de los monos que aprenden una técnica de abrir un coco ( por ejemplo) en una isla y en otra en las antípodas otros monos lo aprenden también. Es como si la sabiduría cuando se pone en acción esta a disposición de la especie…

El caso es que comprobé que aplicar a una situación problemática estos cuatro acuerdos, hizo que yo me recolocara, que tuviese la honestidad y claridad para reconocer cual era el núcleo del problema y ver el camino que había que tomar.

El primer acuerdo: Se impecable con tus palabras. Supone, eliminando la queja, hablarte y hablar en positivo, teniendo cuidado de no originar dolor, y esto no quiere decir que no se produzca, quiere decir que tu seas todo lo delicado que puedas para no producirlo, que estés atento, para no emplear las palabras  para juzgar y originar culpa…Impecable con las palabras, con los demás y contigo mismo. Atención como te hablas y como tu mismo, con tu forma de hablarte, puedes originarte el problema y el sufrimiento. Por eso es tan importante ser conscientes de nuestro dialogo interno, para que en su vigilancia, este sea siempre, positivo, compasivo y honesto.

Si se llega a un acuerdo consigo mismo para ser impecable con las palabras, eso bastará para que la verdad se manifieste a través de uno y creará con las palabras, la semilla del mundo, circunstancias y relaciones, que quiera vivir.

El segundo acuerdo: No te tomes nada personalmente. Difícil ¿eh?, que malas pasadas nos puede producir nuestro dichoso ego, nuestra importancia personal…Para llevar a cabo este segundo acuerdo, hay que considerar que nada de lo que los demás hacen, lo hacen por ti, lo hacen por ellos mismos. Es importante ver esto con la suficiente claridad y objetividad. Cuando no se tiene en cuenta esto, nos erigimos en Jueces  sobre lo que es o tiene que ser y entonces es importante tener en cuenta la pregunta ¿Que prefieres tener razon o ser feliz?. Naturalmente si elegimos tener razón nos sentiremos ofendidos muchas veces, no solo por las personas, sino tambien por la vida misma. Si no puedes llevar a cabo este acuerdo, estas expuesto a sufrir por nada .El problema a veces es el grado de adicción al sufrimiento que se pueda tener…

El tercer acuerdo: No hagas suposiciones. Y para esto lo primero darte cuenta de las suposiciones que ya tenemos inconscientemente, debido a la cultura y la familia en la que hemos crecido. Y después, no dar nada por sentado. Esto es difícil porque a veces no se vive la vida, sino que ¡¡¡se interpreta!!!. El funcionamiento de la mente suele ser complejo, necesitamos entender, justificar, explicarlo y comprenderlo todo, si no, nos sentimos inseguros¡¡¡.

La manera de evitar las suposiciones: Preguntar. Siempre tienes derecho a preguntar, aunque la persona  a la que preguntes tiene derecho a decirte si o no. Si te contesta ya lo sabes y si no, quedate con la pregunta…Preguntar a otro y preguntarte a ti mismo. A veces la solución de un problema esta en hacer la pregunta adecuada. Preguntar es un arte, preguntar es extraordinario, porque si de verdad quieres saber la respuesta, y estas atento, seguro que la descubres. Pero haz la pregunta sin saber la respuesta¡¡¡

Cuarto Acuerdo: Haz siempre lo máximo que puedas. Lo que puedas. Una vez será mucho y otra poco. Haz lo que puedas. Solo tu sabes si has hecho lo que has podido, solo tu conoces tu sinceridad. Nadie tiene el baremo correcto de nada, ni de su propia capacidad. A veces se puede a veces no. Solo si estas en contacto contigo, dándote cuenta de como estas en cada momento, aquí y ahora, veras que lo que en un momento es fácil, en otro es imposible o muy difícil de hacer. Si te esfuerzas demasiado para hacer más de lo que puedes, gastarás mas energias de las necesarias y al final tu rendimiento no sera suficiente. Cuando te excedes, agotas tu cuerpo y vas contra ti. Si haces menos de lo que puedes, te sometes a ti mismo a frustraciones y culpas. Si haces lo maximo que puedes en cada momento, no te culparas ni te reprocharas, aunque reconozcas que no has hecho mucho, ni bien. Vivirás la máxima: El que hace lo que puede no está obligado a más.

Y Para acabar, el libro nos dice dos cosas importantes:

La importancia del perdón y la conciencia de la muerte. Hay que tener en cuenta que el perdón, siempre es sobre todo, para tu ganacia, tu crecimiento, tu paz. Y que la muerte es algo totalmente seguro, que se va a dar. Y puede que tener esta seguridad y mirarla de frente sin miedo, nos ayude a relativizar  y recolocar todo lo que haya de ser recolocado. Esto merece comentario aparte.

Experimenta, si quieres puedes¡¡¡